LAS REGLAS DE MI HISTORIA:

 

1. Si  no hay sentido del humor, no me interesa.

 

2. Es obligatorio  ser curioso.

 

3.  Ninguna idea es mala.

 

4. Queda prohibida la palabra “debería”.

 

5. Busca siempre aquello que te haga sentir vivo.